Wednesday, September 15, 2010

La episiotomía no da la talla Revista Mothering, Julio-Agosto, 2005

 Se entiende por episiotomía a la realización de una incisión quirúrgica en la zona del perineo femenino, que comprende piel, plano muscular y mucosa vaginal, cuya finalidad es la de ampliar el canal "blando" para abreviar el parto y apresurar la salida del feto. Se realiza con tijeras o bisturí y requiere sutura. La episiotomía como técnica preventiva para evitar desgarros está contraindicada por la Organización Mundial de la Salud. Las episiotomías no previenen desgarros en o a través del esfínter anal ni desgarros vaginales. De hecho, los desgarros profundos casi nunca ocurren cuando no se permite a la mujer tomar una posición vertical y se cuida el perineo durante la expulsión del bebé.



Es un procedimiento rutinario, pero la episiotomía no proporciona ningún beneficio. Esta es la conclusión de una revisión sistemática de los estudios existentes publicados en la edición de Mayo 2005 del Journal of the American Medical Association (Revista de la Asociación Médica Américana).
La episiotomía ha sido una práctica obstétrica común desde los años 30. Hoy en día, el procedimiento se realiza en un 35% de los partos vaginales estadounidenses; un 70 a 80% de primerizas reciben la episiotomía. Sin embargo, los estudios desde los años 80 no han logrado demostrar ningún beneficio de este procedimiento. De hecho, los investigadores del artículo encontraron que en algunos casos, el uso rutinario de la episiotomía causaba más daño a las madres que si se hubiera evitado.

En los partos rutinarios, las mujeres sin episiotomías tenían menos dolor en menos tiempo y ningún riesgo mayor o menor de complicaciones para la cicatrización de heridas. Además, la evidencia mostraba que la episiotomía no protegía a las mujeres de la incontinencia urinaria o fecal ni del prolapso pélvico-orgánico durante los tres meses a cinco años posteriores al parto.

“Las publicaciones que revisamos sugieren que los resultados con desgarros espontáneos, si acaso ocurrían, eran mejores que aquellos con episiotomía”, comenta Dra Katherine Hartmann, autora jefe del artículo. Ella observó que las mujeres tenían más probabilidades de sufrir los tipos más severos de desgarros, de la vagina hasta el recto, cuando se les practicaba una episiotomía. Hartmann es profesor ayudante de Ginecología y Obstetricia en la Universidad de Carolina del Norte (UNC), Chapel Hill, Escuela de Medicina, y de Epidemiología en la Universidad de Carolina del Norte de Salud Pública. También dirige el Centro de Carolina del Norte para Investigación de la Salud de la Mujer.

El coautor del informe, Dr Meera Viswanathan, un analista de salud en RTI International, concluye que cualquier beneficio posible del procedimiento no supera el hecho de que muchas mujeres hubieran tenido mucho menos lesión sin la incisión quirúrgica.
El artículo está basado en un trabajo de equipo de investigación de RTI International y Centro de Práctica basado en Evidencia de Carolina del Norte, que trabajó bajo contrato de la Agencia para Investigación de Cuidados Sanitarios y Calidad.
Katherine Hartmann, MD, PhD, and Meera Viswanathan, PhD, et al., "Resultados de Episiotomía Rutinaria," JAMA 293, no. 17 (4 May 2005): 2141-2148.





No comments: